RESEÑA: NERVE (JEANNE RYAN)




Título: Nerve. Un juego sin seglas.
Colección: -
Autora: Jeanne Ryan.
Editorial: ALFAGUARA.
ISBN: 9788420484860.
Fecha: Marzo de 2016.
Nº de páginas: 352.
Empieza a leerlo: aquí







Sinopsis:
Cuando lo que más deseas está a tu alcance, ¿qué serías capaz de hacer para conseguirlo?

Vee es una chica que no destaca demasiado, así que cuando es elegida para concursar en NERVE, un juego anónimo de retos que se retransmite online, decide probar suerte. Pronto descubre que el juego sabe cosas de ella: la tienta con los premios que más desea y la empareja con Ian, su chico ideal.

Al principio todo es genial: los fans de Vee y de Ian los animan mientras ellos superan retos cada vez más arriesgados. Pero el juego da un giro inesperado cuando los mandan a una localización secreta con cinco jugadores más. De repente descubren que están jugando a todo o nada y apostando sus propias vidas a cada momento.

¿Hasta dónde será Vee capaz de llegar?


Personajes:
Vee: su nombre real es Venus. Su mejor amiga es Sydney. Le apasiona el teatro y las artes escénicas en general. Es la maquilladora de la obra de teatro del instituto y también la chica del telón. Es una chica que no suele arriesgarse y por eso sorprende a todos cuando decide participar en Nerve. La relación con sus padres es tensa pues creen que trató de suicidarse dejando el motor del coche en marcha estando en el garaje, solo Syd sabe la verdad, el resto piensan que está castigada por tener malas notas. Sus premios son unos zapatos, un vestido, un móvil y hasta una beca para estudiar en escuela de moda que siempre había deseado.

Ian: los espectadores deciden que forme equipo con Vee. Desde un primer momento se llevan genial y conectan. Los premios de Ian son siempre para huir, porque de pequeño sufría maltratos por parte de su padre, son un coche, gasolina…

Sydney: mejor amiga de Vee, ella le llama Syd. Adora ser el centro de atención y le gustaría trabajar en Hollywood como estrella de cine. Quiere participar en Nerve, pero como es la protagonista de la obra de teatro del instituto no puede jugar.

Tommy: es un personaje que al principio me gustaba un montón, pero según iba pasando las páginas cada vez me gustaba menos. Está enamorado de Vee. Es un genio informático y sus padres son ricos.

Matthew: es un capullo integral que tontea con Vee, pero realmente le gusta Syd. Participa como coprotagonista con Syd, en la escena final se tiene que besar con esta. El último día de la representación la agarra tan fuerte que deja un moratón en su brazo y Vee cree que Syd le ha traicionado.



Frases:
•1• Me quedo mirando el móvil.
—Eres un chico inteligente, Tommy. Probablemente el más inteligente que conozco. Agradezco tu consejo.
— ¿Los vas a rechazar, entonces?
—Ni de coña. A jugar.

•2• — ¡Hola, Seattle, carne fresca a la venta!
Ian pasa un largo rato mirándome de la cabeza a los pies.
—Fijo que te hacen alguna proposición en diez minutos. Es probable que a esos tíos repulsivos que se pasean buscando prostitutas les encanten las chicas morenas despampanantes con los ojos azules y con pinta de colegiala.
—Hum, gracias.
Digo yo que lo de «despampanante» y lo de «colegiala» se anulan lo uno a lo otro, pero creo que lo dice como un cumplido.

•3• Tres horas. Menos de doscientos minutos. He visto películas más largas que eso. Con un gesto de asentimiento, enderezo los hombros.

•4• —Nervios, eso me recuerda al nombre de nuestro juego, ¿no? Y qué divertido es.

•5• —Bueno, aun así habremos ganado algo grande —me dice con una mirada tierna a los ojos.
Eso debería de haber sonado pasteloso, pero, viniendo de él, no es así. O también podría ser que esté ya demasiado colada.



Película:

La película es buena como película, pero muy mala (según mi criterio) como adaptación. Se centra mucho más en los retos de Nerve y el final es distinto al del libro. Hay similitudes con el libro, pero muchísimas diferencias, algunos ejemplos son que en la película no se habla de la pasión de Vee por el teatro y lo cambian por la fotografía, los retos del libro son a cambio de regalos y dinero mientras que en la película son solo premios económicos, en el libro Vee es hija única en la película tenía un hermano que murió un año antes de que ella juegue a Nerve… Y así una larga lista de diferencias.

La película está bien para pasar un rato, dura aproximadamente hora y media, pero si la vas a ver por qué te encanta el libro, entonces no te la recomiendo. Personalmente creo que acabarás decepcionado.



Opinión personal:

Es un libro que tenía muchas ganas de leer y no le he podido dar la oportunidad hasta ahora, en parte también porque quería leerlo antes de ver la película. Su portada (sí reconozco que juzgué un poco al libro por su portada, no entiendo porque la han cambiado por el cartel de la película, en fin…) y su sinopsis me llamaron la atención desde el primer momento. Quizás por eso tenía tan altas expectativas sobre el libro que no se han llegado a cumplir exactamente.

Tengo sentimientos encontrados sobre este libro. El libro en general me ha gustado, pero no me gustó nada el prólogo ni el final, por el contrario, me encantó el capítulo 21 que tiene lugar un mes más tarde de que comenzaran a jugar en Nerve, la verdad yo lo habría llamado epílogo. A pesar de todo, he de decir que me ha dejado un pelín de intriga el final, una pena que no tenga continuación.

Algo que también me ha encantado es la crítica que hace al uso de las redes sociales y en general el abuso de internet que hay por parte de los adolescentes, sé que es una generalización y no todos somos así. Creo que de cierto modo la autora nos quiere concienciar de la gran cantidad de información que damos y parece que no pasa nada con ella, pero recuerda que cada vez que subes algo a la red lo pueden ver millones de ojos y es casi imposible borrarlo y no dejar rastro.

Si me preguntas que si te recomiendo este libro, bueno, pues te lo recomiendo para pasar un rato agradable y entretenido.


Sobre la autora:
Jeanne Ryan tiene once hermanos y su familia ha vivido en medio mundo. Pasó su primera infancia en Hawái, y desde entonces siempre ha intentado volver, haciendo parada en Corea del Sur, Michigan y Alemania mientras tanto. Antes de convertirse en escritora, probó a dedicarse a muchas otras cosas, como a los juegos bélicos o a la investigación del desarrollo juvenil. Al final, decidió que son más divertidas las historias que las estadísticas. Hoy en día todavía sueña con Hawaii, pero ha encontrado su hogar bajo los encapotados cielos del noroeste americano.



Nota:

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Gracias por la reseña. A mí el libro antes me llamaba mucho pero al final creo acabaré viendo la película y dejándolo pasar :( No sé, ya veré a ver...
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Espero con ilusión tu comentario. Quizás no tengamos la misma opinión, pero espero de ti, que todo lo que escribas lo hagas con respeto.